Noticias

6.03.2020

Flujos bidireccionales de conocimiento en la cooperación público- privada: tres casos en el sector farmacéutico argentino

revistactsLa Revista Iberoamericana de Ciencia, Tecnología y Sociedad (CTS) -en su número 43, volumen 15- correspondiente al pasado mes de febrero, ha publicado el trabajo:  “Cooperación ciencia-industria: ¿puede aprender también la parte pública?”, autoría de Vladimiro Verre  – investigador docente del Instituto de la Industria de la Universidad de General Sarmiento (IDEI-UNGS) y del Centro Interdisciplinario de Estudios en Ciencia, Tecnología e Innovación (CIECTI)-,  Darío Milesi –investigador docente del IDEI-UNGS y del CIECTI- y Natalia Petelski –investigadora docente del IDEI-UNGS-.

Este trabajo discute la idea generalmente aceptada de que la cooperación público-privada sólo genera transferencias unilaterales de conocimiento desde las instituciones públicas de investigación y desarrollo, hacia las empresas industriales.  Plantea, en cambio, que existen formas colaborativas en las que la generación del conocimiento es conjunta. A través de un estudio de casos múltiples, se indaga sobre este aspecto en tres asociaciones público-privadas del sector biofarmacéutico argentino.

Las asociaciones público-privadas investigadas fueron Caso 1: Grupo Chemo-Laboratorio de Oncología Molecular de la Universidad Nacional de Quilmes; Caso 2: Grupo Amega-Biotech-Laboratorio de Cultivos Celulares de la Universidad Nacional del Litoral y Caso 3: Biosidus-Instituto de Biotecnología y Medicina Experimental-Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria.

El estudio obtiene evidencia que, de algún modo, son contraintuitivas respecto a lo que afirma una parte importante de la literatura. Entre ellas  que la parte pública recibe beneficios intelectuales que ayudan a mejorar sus capacidades de realizar actividades de I+D. En segundo lugar que todos los beneficios intelectuales que la parte pública recibe pueden ser leídos en clave de aprendizaje y, en ese marco, la parte pública puede aprender directamente de la parte privada. En tercer lugar, la asociación con la industria, antes que empobrecer o sesgar la agenda de investigación pública, puede enriquecerla en dos direcciones diferentes, tanto “hacia adelante” (temáticas cercanas al desarrollo y a la producción) como “hacia atrás” (temáticas más experimentales y cercanas a la ciencia básica). Por último el estudio no encuentra contraposición  entre los beneficios económicos  y los beneficios  intelectuales, ya que aquellos son valorados por los investigadores públicos en función de su contribución al aprendizaje y al fortalecimiento de capacidades específicas.

El artículo completo puede leerse aquí: http://www.revistacts.net/volumen-15-numero-43/365-articulos/915-cooperacion-ciencia-industria-puede-aprender-tambien-la-parte-publica

La Revista CTS es una iniciativa conjunta de la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI) y el Centro de Estudios sobre Ciencia, Desarrollo y Educación Superior – REDES (Argentina), con apoyo del Instituto Universitario de Estudios de la Ciencia y la Tecnología de la Universidad de Salamanca.